El ministro de Justicia, Hernán Larraín, afirmó este viernes que la condena que debe cumplir Mauricio Hernández Norambuena, conocido como Comandante Ramiro, es materia del Poder Judicial y no del Gobierno.

De este modo, da un paso atrás, puesto que el martes afirmó que el recién extraditado debía cumplir 27 años de cárcel.

De acuerdo a lo señalado por el secretario de Estado, la condena ya existe y fue “impuesta por los tribunales chilenos hace un tiempo atrás”, que son dos condenadas perpetuas simples.

Sin embargo, respecto de los años que debe cumplir, Larraín sostuvo que “lo único que hemos hecho es explicar los efectos que tiene la extradición por la aplicación de un tratado”.

En esa línea, admitió que “será el ministro Carroza y la Corte Suprema que decidirán sobre esta materia”.

El secretario de Estado insistió en que sólo han explicado la “actuación del Gobierno para lograr la extradición”, la cual “hace un giro, porque hay una obligación distinta. Respecto de los efectos, es material judicial”.

Asimismo, destacó que Hernández Norambuena “es la primera persona, que habiéndose fugado de forma inédita, ha sido recapturado y cumple su pena”.

La discusión radica en que para la defensa del condenado, los 16 años preso en Brasil deben abonarse en Chile, lo que es rechazado por el Gobierno, que se inclina por los 27 años.

Al respecto, el ministro Mario Carroza sostuvo que “ese abono es discutible. Quien va a tener que discutir soy yo”.

/psg