Cuando no  se tiene claro quién administrará ese 5% de cotización adicional, si entidad privada, o las AFPs, o el Estado, se sugiere adoptar sistema de Canadá, cuando la realidad de nuestro país en el tema de transparencia, está muy cuestionado, difícilmente tendremos un consenso en éste tema previsional.

El sistema de recaudación de Canadá, si bien es cierto es un organismo estatal, la administración no reporta al Gobierno sino que a un consejo de administración independiente, con expertos independientes y muy calificados, como es el Canadá Pensión Plan Investmen Board (Cppib) que es una organización de inversiones de los fondos de pensiones. Invierten sin tomar  riesgos excesivos.

Cabe señalar que la rentabilidad es muy similar a la de las AFPs, pero también tiene su costo para los afiliados. En resúmen hay que considerar que, actualmente en nuestro país, las AFPs,  cada una de ellas, cobra distintas comisión por la administración de los fondos previsionales de todos los afiliados al sistema. Sin embargo, si se optara por algo similar, existiría otro cobro de comisión, por parte del afiliado, que de ello no se habla. Por otra parte que el Gobierno de turno se haga cargo de nuestros fondos previsionales, si ya lo hace con nuestros impuestos, no deja de ser peligroso, en un país en que las instituciones públicas y privadas no gozan de la mayor transparencia .

Hay que recordar, que ese 5% sería  en un plazo de 10 años, por lo tanto, sólo es un 0,5% anual, a un plazo total de una década, en el caso, de que ese 5% fuese todo directamente a la cuenta individual de cada afiliado, recién en un plazo de 10 años llegaría a cada afiliado, y eso sería un valor muy mínimo, ahora si éste se desglose en diferentes actores,  peor aún, son  sólo migajas como para los pájaros de las plazas.

No se puede aumentar edad de jubilación, mientras no exista incentivo a la contratación del adulto mayor, trabajo estable, con sueldos dignos, con cotizaciones por parte del Estado como de empresas privadas, lo demás sólo son slogan políticos en año de campaña y promesas que se esfuman como el aire. Pretender aumentar edad de jubilación, más castigo a la gente de clase media que con esfuerzo saca adelante a su familia y no recibe ninguna ayuda del Estado y le exigen que aporte  a quien no necesita o que nunca ha trabajado. El pilar solidario es responsabilidad del Estado que para ello recibe los impuestos que todos los ciudadanos con esfuerzo pagamos. Se debiera disminuir una parte de los impuestos excesivos que se gasta en defensa y aportarlo al pilar solidario, en ayuda a nuestros adultos mas vulnerables que más lo necesitan.

 

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com