Donald Trump, presidente de Estados Unidos, anunció nuevos aranceles a los productos chinos, luego que Beijing decretara gravámenes a los productos estadounidenses, en un nuevo capítulo de la guerra comercial entre ambos países.

 Y es que China informó su intención de incorporar aranceles a bienes importados por 75.000 millones de dólares, mientras que Trump hizo lo propio con importaciones por 550.000 millones de dólares.

“Durante muchos años China (y muchos otros países) se han estado aprovechando de Estados Unidos en el tema comercial, mediante el robo de propiedad intelectual y en muchos otros aspectos”, expresó Trump en redes sociales.

El mandatario agregó que “China no debería haber anunciado nuevos aranceles a productos estadounidenses valorados en 75.000 millones”, señalando que “francamente no necesitamos a China y estaríamos mejor sin ellos“.

China impondrá impuestos de 5% a 10% a 5.078 productos venidos de Estados Unidos en dos periodos: el 1 y el 15 de septiembre. A esto se suman aranceles de 25% a los automóviles norteamericanos y un 5% para las piezas sueltas desde el 15 de diciembre.

/gap