Luego que la Cámara de Diputados aprobara la reforma tributaria, tres exministros de Hacienda de la Concertación y de la Nueva Mayoría salieron a criticar por distintos caminos el proyecto del gobierno. El primero en abrir los fuegos fue el exministro y excandidato presidencial Andrés Velasco, quien puso paños fríos al efecto que el cambio impositivo iba a tener en el crecimiento.

En entrevista con Radio Pauta, Velasco citando al exsenador Camilo Escalona, comentó que “el que te diga que la reforma tributaria va a cambiar todo se fumó algo (…) el partido del crecimiento no se juega en la cancha de los impuestos, ese es un dato que cualquier economista más o menos estudioso y serio te va a decir”.

Ante este escenario, el exsecretario de Estado criticó las sobreexpectativas que generó la actual administración en materia económica y las excusas del bajo desempeño en esta área por la coyuntura internacional. “Ahora resulta que todos los problemas son externos y no hay ningún problema en casa. Y eso es una cierta trivialización del debate político y económico”.

Luego, la posta la tomó Nicolás Eyzaguirre (foto), quien dirigió Teatinos 120 entre el año 2000 al 2005. En su intervención en el Primer Café de radio Cooperativa afirmó que “yo creo, y no me equivoco, si afirmo que este proyecto es el más regresivo que haya sido aprobado, salvo durante la dictadura de Pinochet, durante los últimos 100 años”.

Mientras que Rodrigo Valdés apuntó que “es complejo para el futuro del país que temas tan sensibles como temas tributarios se ganen con tan pocos votos, eso no ayuda a tener una visión de mediano plazo estable. Espero que en el Senado se pueda conversar, puesto que creo que hay mejores salidas”. Agregó que “yo lo he dicho muchas veces. Lo que necesita Chile es reducir un poco la tasa corporativa, pero no este tema de la reintegración que no beneficia a la mayoría de las personas”.

/gap